Reacción de combustión

 

Insoportable

con pelota caliente

playa ardiente

 

Etienne lo tenía todo en la vida:  una esposa ideal, un trabajo de ejecutivo en una gran consultora y una gran vida social. Ese día estaba de vacaciones y había decidido ir pronto a la playa. Madrugando un poco, la playa era un remanso de paz. La temperatura era perfecta y se podría escoger un buen sitio, no muy cerca del agua y de los castillos de arena, y no muy lejos para poder divisar la lejanía. La luz de ese momento era especial, con un reflejo cristalino en el mar. Se desvistió, preparó la toalla cuidadosamente y colocó todo en sus cuatro esquinas, la bolsa con la ropa, las chanclas, un libro y el teléfono móvil. Conectó los auriculares y se tumbó. Escuchando a Jon Lennon pensó que se encontraba en el césped recién cortado. ¡hmmmm!

Mientras escuchaba Imagine vio cómo se instalaba una familia a pocos metros. No tendrán otro espacio. ¿A quién se le ocurre tener tres hijos en esta época?. Pobres padres cuando sean adolescentes. La temperatura y la gente llegando empezaban a calentar el ambiente y los niños de la familia se pusieron a jugar al balón.

—Por favor, ¿no podéis jugar en otro sitio?

No le hicieron caso y siguieron corriendo detrás del artefacto y gritando. Etienne se dio la vuelta. Su cara empezaba a tener demasiado calor. Alan Parsons Project sonaba en sus oídos.

Miró el reloj, ya era mediodía y estaba rodeado de gente y de chiquillos revoloteando. Se fijó en el mar, estaba más inmenso y envolvente. Un matrimonio de momias se había instalado a sus pies y un chaval pasó corriendo con un cocodrilo sintético que le escupió un poco de arena. ¡Maldita sea! se dijo mientras se incorporaba para limpiarse.

El calor ya empezaba a ser sofocante y Etienne se quemó un poco la espalda. Una estela de esferas embutidas en tela recorrió la playa para situarse a pie del mar, dejando a Etienne sin horizonte. De repente sintió un golpe en la cara y uno de los monstruos de la familia numerosa corrió hacia la pelota que tenía a su lado, pero Etienne la cogió y la lanzó con todas sus fuerzas hacia su rostro. ¡Zas! El golpe impactó sobre la nariz del mocoso y cayó sobre un soporte de sombrilla tiñéndolo de rubí.

En cuestión de segundos la playa se convirtió en un Saloon de una película del Oeste y, posteriormente, en un cuadro de Picasso.  La cola del cocodrilo impactó sobre una toalla junto al traje de baño de una de las esferas embutidas. La esfera desnuda salió corriendo y tropezó sobre un cubo de agua que salpicó a Etienne. Entonces, Etienne golpeó con el rastrillo en la garganta de la esfera maldita y el rastrillo salió disparado hacia el infinito. Una atmósfera de textiles, sandalias y otros accesorios, protectores solares y gritos cubrió por completo el entorno. Finalmente, una pelota para jugar a las palas se introdujo en la boca de Etienne mientras le arrancaban las extremidades y le mordía la dentadura postiza de una de las momias. ¡Ahhh! Sintió que su cuerpo explotaba mientras oía el murmullo de Silence and I en sus auriculares.

Reacciones de combustión

Las reacciones de combustión más habituales son aquellas en las que un material combustible entra en contacto con el oxígeno del aire (denominado comburente) y se genera un gran desprendimiento de calor. Imaginemos un combustible como puede ser el etileno (Etienne), que entra en contacto con las pelotas de oxígeno. Para que el primer choque entre el etileno y el oxígeno haga que se rompan las moléculas y comience la reacción, la energía tiene que ser suficiente, por lo que, a mayor temperatura, más posibilidad de reacción. Pero, además de la temperatura, en muchos casos es necesario una “chispa” (energía de activación) que desencadene el proceso. Una vez que se inicia la combustión, y debido al calor que se va generando, es mucho más difícil de apaciguar el proceso, dando lugar a una reacción en cadena.

Se conoce como triángulo del fuego a las tres patas que son necesarias para que se desencadene la reacción de combustión: oxígeno (comburente), combustible y temperatura (calor, energía de activación). La reacción se produce entre las moléculas del combustible que están en contacto con el oxígeno. En este sentido, hay que prestar atención a no aumentar la cantidad de moléculas de combustible en contacto con el oxígeno. Muchas veces añadiendo agua directamente al combustible, la temperatura hace que el agua se convierta en vapor y éste puede arrastrar al combustible generando una mayor cantidad de moléculas en contacto con oxígeno y empeorando el proceso.

Triángulo del fuego

¿Cómo se puede controlar una reacción de combustión?

Por un lado, tenemos que conocer cuál es la temperatura mínima que se necesita para que pueda desencadenarse la reacción y evitar llegar a esa temperatura y, si existe, evitar que salte la chispa. Esa temperatura se conoce como punto de inflamación. Para ver las características del combustible, miramos la ficha técnica del mismo, a través del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. En el caso del etileno puro es:

http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/FISQ/Ficheros/401a500/nspn0475.pdf

Por otro lado, podemos controlar la reacción en función de la proporción de combustible y oxígeno, conocidos como límites de inflamabilidad. Existe un porcentaje inicial de combustible a oxígeno en el cual puede empezar a haber problemas, pero también existe un límite máximo inicial en el cual deja de haber problemas.

En el ejemplo, podríamos haber controlado el desenlace eliminando inicialmente las pelotas (oxígeno) de forma que la probabilidad de que una de ellas caiga sobre la cara de Etienne (combustible) fuese menor, o también aumentando mucho la cantidad de pelotas por persona de forma que casi no haya posibilidad para jugar a las mismas y el golpe no sea tan grave. El agua también podía haber evitado una catástrofe si se llega a usar antes de la reacción. Si Etienne se hubiese bañado, habría estado con más calma y seguramente no se habría iniciado la “chispa”. Sin embargo, añadir agua al combustible una vez iniciada la reacción ha sido perjudicial.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Combusti%C3%B3n

https://es.wikipedia.org/wiki/Tri%C3%A1ngulo_del_fuego

http://www.insht.es/portal/site/Insht/

Agua, aceite y fuego, Blog de divulgación Naukas http://naukas.com/2015/05/18/agua-aceite-fuego/

 

Formulario de contacto:

[contact-form to=’coza@unican.es’][contact-field label=’Nombre’ type=’name’ required=’1’/][contact-field label=’Correo electrónico’ type=’email’ required=’1’/][contact-field label=’Sitio web’ type=’url’/][contact-field label=’Comentario’ type=’textarea’ required=’1’/][/contact-form]

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.